Patatas a lo pobre

Las recetas de patatas a lo pobre

Patatas a lo pobre receta tradicional

Patatas a lo pobre receta tradicional

Esta receta es un clásico en nuestro país. ¿Quién no ha tomado unas patatas a lo pobre alguna vez? Seguro que las has probado aún sin saber cómo se llamaba el plato que estabas haciendo.

También se suele servir como tapa en la mayoría de los bares de toda la geografía.

Como su nombre indica, es un plato muy barato, ya que únicamente vamos a utilizar patatas, ajos, cebollas, y un poco de aceite de oliva.

Estas cantidades son para 4 raciones de patatas a lo pobre:

INGREDIENTES

  • 1 kilo de patatas peladas
  • 3 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 cebolla mediana, finamente picada
  • 1 cucharada y media de perejil fresco, finamente picado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra

¿Cómo hacer unas patatas a lo pobre?

Primero pelamos y cortamos las patatas en rodajas finas de aproximadamente 1 cm de grosor. Pelamos y picamos finamente en aros la cebolla y los dientes de ajo.

A continuación, calentamos las 3 cucharadas de aceite en una sartén amplia a fuego más bien fuerte.

Agregamos la cebolla picada y dejamos que se sofría durante unos minutos, hasta que veamos que empieza a ablandarse. Después incorporamos el ajo, y sofreímos durante 2 minutos, hasta que veamos que empieza a tomar color, con cuidado de que no se nos queme.

Es hora de añadir las patatas en rodajas y dejar que se cocinen durante unos 20 minutos. Bajamos el fuego a medio para que las patatas no sólo se frían, sino que también se cuezan.

Hay que revolver los ingredientes a menudo, para que no se quemen las patatas y se hagan por todos los sitios.

No hay que cocinar de más las patatas ya que queremos que estén suaves y blandas, no crujientes. No son patatas fritas. No es necesario tapar las patatas, pero si vemos que se nos han frito de más, coloca la tapa durante unos minutos para que se ablanden.

Cuando estén blandas, las retiramos del fuego y colamos el aceite extra. Lo ponemos en un plato y le añadimos la sal, la pimienta negra y el perejil por encima. Revolvemos para que se distribuyan bien y servimos.

También lo podemos acompañar de unos huevos rotos, o un poco de jamón o cecina, pero si queréis hacer la receta tradicional de patatas a lo pobre, no lo incorporéis, ya que se llaman "a lo pobre" porque salía muy barato, y si ya se incorporaban carnes o embutidos, salía más caro.