Patatas a lo pobre

Las recetas de patatas a lo pobre

Patatas a lo pobre con jamón

Patatas a lo pobre con jamón

Este plato no sería exactamente patatas a lo pobre, ya que le incorporamos un ingredientes para nada pobre, como es el jamón serrano o ibérico. Así que sería unas patatas a lo rico o unas patatas a la clase media, por lo menos.

Es un plato que se puede tomar sólo, o utilizarlo como un acompañamiento para carnes o pescados.

La clave es dejar pochar bien todos los vegetales a fuego lento hasta que estén tiernos, no tienen que crujir. Pero puedes darles un toque crujiente si aumentas el fuego durante unos minutos al final de todo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 5 cucharadas (75 ml) de aceite de oliva
  • 3 cebollas, finamente laminadas
  • 5 dientes de ajo, pelados
  • 1 kg de patatas, peladas y cortadas en dados grandes
  • 3 pimientos verdes, sin semillas y picados
  • 4 hojas de laurel
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto
  • 100 gramos de jamón serrano o iberico, o más, al gusto

Así se hace este delicioso plato:

  1. Calentamos el aceite de oliva en una sartén amplia (o un wok) a fuego medio, y cuando esté caliente, añadimos la cebolla pelada y picada muy finamente para que tarde en hacerse lo menos posible.
  2. Bajamos el fuego y dejamos que se poche la cebolla a la mínima temperatura, removiendo de vez en cuando para que no se queme.
  3. Una vez que nuestra cebolla tenga un color dorado, le añadimos el ajo picado, los pimientos cortados en tiras y sin semillas, las hojas de laurel y lo sazonamos con sal y pimienta negra. Seguimos pochando todos los vegetales durante 15 minutos más para que se ablanden completamente.
  4. Incorporamos las patatas (si es necesario podemos añadir un poco de aceite más) y dejamos que se cocine todo durante otros 20 minutos más, o hasta que las patatas estén tiernas.
  5. Escurrimos el aceite de oliva (si sobra algo), retiramos las hojas de laurel, y servimos las patatas a lo pobre en un plato. Probamos para ver si necesita más sal y pimienta, y le ponemos el jamón serrano en lonchas por encima.

Se pueden añadir también unos huevos fritos o rotos al plato para hacerlo más completo todavía. hay quién utiliza cecina u otro tipo de embutido, pero a mi el que más me gusta es el jamón del bueno, si es ibérico, mucho mejor.

Otra de las cosas que me gusta hacer es añadirle un poco de salsa brava por encima (sin el jamón), y de esta forma tienes unas patatas bravas la mar de fáciles y sin tanto aceite.